Piscinas Desmontables

Cuando llega el verano, a tod@s nos encanta poder disfrutar de un refrescante y divertido baño, pero quizás no podemos afrontar el enorme desembolso que cuesta construir una piscina de obra en nuestro terreno.

Afortunadamente, las piscinas desmontables cubren perfectamente esta necesidad, ya que por un precio mucho menor (a partir de unos 500€ aproximadamente, ya podemos tener una magnífica piscina con depuradora incluida para asegurarnos que el agua en que nos bañamos está perfectamente limpia) tenemos aseguradas horas y horas de disfrute con nuestra familia y amigos.

Si no estamos seguros de por cuánto tiempo viviremos en esa casa, es probable que no podamos rentabilizar la enorme inversión que significa construir una piscina, sin embargo con una piscina desmontable, siempre tenemos la posibilidad de empaquetarla y llevarla con nosotros a nuestra próxima casa.

Las piscinas desmontables que tenemos a disposición a día de hoy, no tienen nada que ver con las endebles y baratos modelos que hace 20 o 30 años se veían en los jardines de cualquier casa familiar que parecía que en cualquier momento se iban a desmontar y vaciar.

Han mejorado tanto en diseño y calidad, que la mayoría son estructuras bonitas de las que estar orgullosos, dando un mensaje a nuestros visitantes “no es que no podamos permitirnos una piscina de obra, si no que hemos preferido esta coqueta y funcional piscina porque nos encanta”.

 

Si estamos decidid@ a adquirir una, hay unos cuantos aspectos clave que tenemos que tener en cuenta para que todo salga tal y como queremos:

1.Planea para qué la quieres.

Esto es lo más importante, ya que no es lo mismo querer la piscina para simplemente refrescarte y que los niños jueguen un poco en los calurosos días de verano o bien necesitas algo más rgande que te permita nadar con cierta holgura.

Además, es importante saber de qué terreno disponemos y qué orientación con respecto al sol tiene: Si el Sol le da durante la mayoría del tiempo, mantendrá el agua más caliente. También hay que tener en cuenta el ponerla a cierta distancia de los árboles o vegetación que tengas cerca (así evitas que caigan directamente hojas a la piscina que al final acabando ensuciando mucho el agua) y protegerla de lugares en que corra mucho el viento.

¿Necesitas que te recomendemos algún modelo por cualquier motivo?  comenta más abajo y te responderemos lo antes posible.

Otra norma de seguridad sencilla pero que te puede ahorrar muchos dolores de cabeza si tienes niños, es asegurate que puedes verla fácilmente desde cualquier punto de la casa.

2.Tamaño y forma.

A priori se puede pensar que una piscina desmontable suele ser pequeña y que nunca podrá sobrepasar los pocos metros de largo. Eso era así hasta hace unos años en que los fabricantes han hecho un esfuerzo espectacular por acoplarse a las necesidades del mercado y actualmente podemos llegar a encontrar piscinas desmontables de hasta 10 metros de largo. Además, dependiendo de para qué la queremos, podemos escoger modelos de muchas formas: redondas, cuadradas, rectangulares, ovaladas… Si las queremos para jugar en familia, ovaladas o circulares son perfectas (permiten jugar a baloncesto o volley acuático, jugar a bucear dando vueltas etc…) Si lo que buscas es además poder nadar algo más, las rectangulares son las idóneas pra no arrepentirnos después.

¿Necesitas que te recomendemos algún modelo por cualquier motivo?  comenta más abajo y te responderemos lo antes posible.

Si tienes niños pequeños es importante fijarse en la altura para evitar problemas, una piscina media suele medir entre 80 y 160cms.

3.Material de fabricación. Las piscinas  desmontables de la actualidad son lo suficientemente robustos para no tener miedo de que se rompan fácilmente, pero es mejor asegurarnos qué uso le vamos a dar para elegir entre unos u otros. Normalmente, una capa de vinilo ultraresistente e impermeable (llamada Liner) conforma el vaso de la piscina, que puede ir unido a una estructura hecha de acero, aluminio, resina o incluso madera.

El aluminio es normalmente un poco más caro que el acero. Más liviano, sencillo de montar y transportar, resiste mucho más tiempo en perfectas condiciones que el acero si lo cuidamos adecuadamente. Las piscinas de aluminio suelen tener partes de resina que usan en los conectores de los tubos y raíles.

Independientemente del material que elijamos, tenemos que intentar por todos los medios elegir el mejor Liner disponible, o lo que es lo mismo, las paredes  más dura , resistentes y duraderas que podamos comprar con nuestro presupuesto, ya que es la parte más delicada de la piscina.

Leave a Reply