Guía Para Convertirte en Piloto de Drones de Carreras.

0

La tecnología de los drones ha avanzado tanto en los últimos tiempos que ha permitido que lo que una vez eran unos simples, pesados y toscos aparatos bastante complicados de manejar, se hayan convertido en auténticas aeronaves profesionales. Gracias a estos nuevos niveles de velocidad, control y resistencia, han permitido surgir una nueva modalidad deportiva: las carreras de drones. Se han viralizado de tal forma y están atrayendo a tal cantidad de gente que proliferan en cada punta del globo terráqueo.

La sensación de velocidad, libertad y competición hace que tu imaginación vuele y sientas lo mismo que un auténtico piloto de avión a la vez que corres contra más  más gente, lo que hace que la adrenalina se dispare.

Pilotos concentrados en plena carrera.

Tanto es así que lo que para muchos era una simple distracción de fin de semana, se ha convertido en poco tiempo en una profesión ya que muchas de estas carreras tienen soportes de premios en forma de dinero gracias sobre todo a la irrupción de grandes marcas que se interesan por estos deportes debido a la gran atención que cada día más atraen de los medios de comunicación. Uno de los máximos exponentes de estas organizaciones es la Drone Racing League, donde se unen para competir regularmente los mejores pilotos de la actualidad.

Empresas como Red Bull ponen cada vez más dinero en este deporte que tiene una audiencia global a través de televisiones como ESPN o Twitch de millones de espectadores. Esto ha conllevado a que los pilotos tengan que ser cada vez mejores, por lo que para convertirse en un buen piloto de carreras, vas a tener que invertir mucho tiempo,esfuerzo e inversión en adquirir práctica. Si te interesa este mundo, sigue leyendo ya que te detallamos paso a paso qué tienes que hacer para competir en estas alucinantes carreras.

¿En qué consisten las carreras de drones?

Así son las carreras de drones desde dentro.

Hasta hace poco tiempo, no estaba bien claro del todo y costaba definir qué eran carreras de drones y qué no. Antes la gente quedaba en lugar apartados como bosques y cada uno con su juguetito simulaban carreras de trayectos breves. A esto no se le podía llamar carreras de por sí, ya que no había una reglamentación clara y cada uno llevaba su propio dron sin tener en cuenta autonomías, velocidades máximas, tamaños, peso, etc…. por lo que se convertían en eventos muy desiguales sin competencia real.

En la actualidad, y gracias a organizaciones como la FPVQGames que han comenzado a organizar competiciones reguladas en países como España hay un reglamento claro que permite a todos los pilotos competir en igualdad. Normalmente el formato de estas carreras se define en tres etapas, aunque puede variar según quién lo organice:

  • Al igual que en otras competiciones de carreras como la Fórmula 1 o las carreras de motos: Entrenamiento y reconocimiento del circuito durante un breve espacio de tiempo.
  • Vueltas de clasificación. Según la competición puede oscilar el número, pero nunca suele ser inferior a 2 y superior a 5. Los mejores tiempos definirán el orden en la parrilla de salida. 
  • Competición en sí con el sistema clasificatorio de la competición.

Drones de carreras. No son los más bonitos, pero sí los más rápidos.

La normativa de estas carreras en cuanto a distancias, número de vueltas, uso de señalizaciones en forma de por ejemplo banderas, etc… o comportamientos poco deportivos (que normalmente son sancionados por el director de la carrera) puede llegar a ser muy dispar, ya que depende de cada formato de competición.

¿Drone Carreras: Cuáles son las  más importantes a nivel mundial?

A nivel mundial están surgiendo varias organizaciones que organizan competiciones que adquieren cada vez más importancia. A nivel Europeo, competiciones como la DCL están tomando cada vez más fuerza. Como no podía ser menos, los Estados Unidos también tienen sus propias ligas profesional es, siendo la Drone Racing Multi GP la que reúne a un mayor número de participantes.

En España, la Barcelone Drone World Cup realizada recientemente se ha convertido en una de la que ha registrado una de los mayores números de asistencia. El objetivo principal, además de ganar la propia carrera en sí, es conseguir patrocinadores para poder competir en competiciones de mayor nivel como la organizada por la Organización de Aeronáutica Internacional (FAI)

¿Qué permisos y títulos necesito para poder llegar a ser piloto de drones?

Aunque se está trabajando desde varias federaciones repartidas por todo el mundo en la unificación de criterios estandarizados para poder llegar a la redacción de un documento único a nivel mundial, actualmente cada ley depende de cada país, por lo que puedes encontrar alguna diferencia en cada país en el que quieras volar un dron, pero en lo más importante todas suelen ser muy parecidas: Lo más importante es que te encuentres en lugares alejados de poblaciones o aeropuertos con espacios aéreos diáfanos.

Un circuito de drones a vista de dron.

Para poder participar en estas carreras, necesitarás un carnet o licencia especial para pilotar drones en carreras que certifique tus aptitudes tanto psicológicas como físicas para poder manejar sin riesgos estas aeronaves. En España quien da el título es la AESA a través del Gobierno de España, puedes leer aquí todos los requisitos. 

Por ejemplo, para saber cuales son los espacios aéreos controlados dentro de los cuales se puede volar, lo mejor es interesarse ante las administraciones públicas. El ayuntamiento de cada localidad te podrá dar información donde poder volar sin complicaciones.

Esta titulación te permitirá obtener el certificado para volar RPAS Remotely Piloted Aircraft Systems, o sea drones, con cualquier objetivo: comercial, profesional o deportivo con un peso nunca superior a 25 Kg (más que suficiente para volar drones en carreras).

¿Cómo escoger el mejor dron de carrera?

Si ya te has puesto a buscar, te habrás dado cuenta de que existen cientos de modelos con un montón de funciones y especificaciones diferentes. Aspectos claves como la velocidad, autonomía y resistencia a condiciones climatológicas (es muy importante saber si pueden aguantar el frío bien sin que las baterías sufran (aconsejable que estén en el rango de 1300-1800 mAh) o que con viento puedan mantenerse estables) son de las más importantes y a las que prestar mayor atención, pero dependiendo de la tipología de carrera que quieras correr también pueden ser claves cómo de estable es la señal entre el radiocontrol y el aparato (por ejemplo si hay colinas en el trayecto o muchos árboles que impiden que la señal llegue lo más nítida posible). 

Por esto lo más recomendable es que estudies de cerca cada uno de ellos y sus características para conseguir el que mejor se adapte a lo que necesitas.

Verifica en qué material está elaborado el chasis (siendo de los mejores la fibra de carbono), cómo aguanta los choques que te aseguramos que recibirá aunque seas el mejor de los pilotos o qué tamaño y peso se ajusta a la reglamentación de la carrera.

También, dejamos a lo último pero no menos importantes ni mucho menos. El sistema de pilotaje: Asegúrate que las gafas con las que lo pilotarás se te ajustan perfectamente y que se sincronizan perfectamente en milisegundos al trayecto de tu dron. Te en cuenta que tendrás que tomar centenares de decisiones en instantes durante una carrera, y necesitas tener toda la información disponible al momento si no quieres pasarte una baliza o tener un choque fatal.

¿Qué es mejor: comprar o fabricarte tu propio dron?

Construir tu propio dron no es demasiado complicado.

Este tema ha causado mucha controversia en el mundo de las carreras desde el principio. Hay personas que prefieren centrarse en la experiencia única de pilotar y dejar a los mecánicos y fabricantes todo lo relacionado con su funcionamiento mientras que otras prefieren invertir tiempo en conocer su máquina al milímetro y tocarla y retocarla hasta que se adapta a la perfección a sus deseos.

Si prefieres ir al grano y no perder el tiempo, la mejor opción es comprar el dron de fábrica. Hoy en día existen multitud preparados y aptos de fábrica para correr en carreras con total garantía, por lo que únicamente tendrás que preocuparte en entrenar y entrenar para llegar a un nivel de maestría que te permita salir a competir desde el principio. 

Por otro lado, fabricarte tú el dron desde cero tiene otras ventajas ya que en todo momento sabrás qué le pasa o qué tienes que ajustar para poder llevarlo a un nivel superior, darle tu “toque especial” que te ayude a estar plenamente satisfech@.

Principales aspectos a considerar

  1. Peso. Procura que sea el mínimo posible pero que no sea demasiado ligero para que tenga la suficiente consistencia en giros y aceleraciones. A esto contribuyen sobre todo el no tener ninguna pieza “de más” como los típicos embellecedores y que el material sea lo más ligero a la vez que resistente posible.
  2. Potencia: Esto se traduce en aceleración y velocidad. Fíjate especialmente en la capacidad del motor y la aerodinámica del conjunto, fijandote sobre todo en la forma del chásis y de las hélices. Cuántas hélices tiene y cómo trabajan.
  3. Maniobrabilidad: Qué tan fácil de utilizar es, qué software de conducción utiliza y si es fiable o no en cualquier momento.

Para qué sirve un kit de carrera y qué herramientas ofrece

Otra opción, si ya tienes un dron desde hace tiempo para uso recreativo, pero quieres pasarte a las carreras es que conviertas a tu dron en una auténtica bala. ¿Cómo puedes hacerlo? Mediante el uso de unos kits especiales para convertir un dron normal en uno adaptado para competir.

Estos kits traen todas las piezas necesarias para intercambiar consiguiendo transformarlo en un bólido. Los accesorios son: Receptor y transmisor FPV, antenas mejoradas, batería, cámaras, hélices y gafas FPV que permiten un correcto pilotaje. 

El emisor debe ser resistente al agua (ten en cuenta que esta resistencia no se refiere sólo a pilotar cuando está lloviendo, si no que por ejemplo el rocío de la mañana en ambientes húmedos puede perjudicarnos y mucho si no estamos preparados para ello) y que tenga una capacidad de respuesta instantánea.

El equipo FPV es vital, ya que se encarga de proporcionarnos la visión en primera persona del circuito a través del dron, en definitiva: sin él no podremos pilotar por lo que se convierte en auténticamente indispensable. Se compone de un transmisor. cámara y gafas FPV.

Como puedes ver, prepararte para competir en carreras de drones no es una tarea sencilla, pero viendo el auge que está empezando a tener y lo auténticamente fascinante que es, te aseguramos que merece mucho la pena. Si tienes cualquier tipo de pregunta o duda, escríbenos e intentaremos ayudarte lo máximo posible.

Share.

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.