Clorador salino recomendado y cómo escoger bien

0

¿Qué es un clorador salino? Si tienes una piscina en tu casa, seguro que alguna vez has oído hablar de ello pero lo más probable es que no te hayas hecho aún una idea bien aproximada de lo que es realmente.

Básicamente, de lo que se trata es de un sistema que nos va a permitir tratar el agua de nuestra piscina, desinfectandola de manera instantánea y de la forma más natural (de manera muy similar a cómo la podría hacer el mar). Pero es mucho más “suave” y cómoda para la piel humana ya que aproximadamente el agua en la que nos bañemos tendrá unas 8-9 veces menos densidad de sal que el propio agua marina.

Si ya sabes qué son, nuestra recomendación es este modelo:

Rebajas
Clorador Salino Bestway Flowclear Chlorinator
  • Para piscinas desmontables de hasta 45.420 litros
  • Se recomienda añadir 3 kg de sal por cada 1.000 litros de agua
  • Consumo eléctrico 100 W

¿Cómo podemos hacerlo? A través de los denominados Cloradores Salinos. Estos aparatos electrónicos se dedican a filtrar el agua de toda la piscina y mediante una célula con electrodos que  ioniza el agua de forma que las sales se liberan.

¿En qué se diferencia este sistema de los típicos usados de Cloro? ¿En qué es mejor y peor?

Podríamos resumirlo en pocas palabras: Es una mejora para tu propia salud. La utilización salina no deja sino de ser el método más natural de los conocidos para mantener piscinas convencionales en chalets e incluso (cada vez se ven más) comunidades de propietarios y piscinas públicas.

Con los sistemas tradicionales, las cloraminas que se producen se unen  a los elementos químicos que se añaden al cloro (como los isocianuros, por ejemplo) que son los que en la mayoría de las veces causan los típicos malestares de irritación de ojos y piel, degradación de las prendas de baño y hasta a veces ese olor tan característico “a químico” de las piscinas que se nos queda pegado hasta que conseguimos ducharnos en casa.

Además de esto, la electrólisis desinfecta por dos veces, ya que los contaminantes que genera en la propia reacción de descomposición que tiene lugar dentro del aparato nunca salen de la célula.

No olvidemos también que podremos olvidarnos de tener que manipular nosotros mismos todos los químicos que conlleva la cloración, por lo que nos evitamos posibles riesgos de accidentes (sobre todo si tenemos niños en los alrededores, es algo a tener muy en cuenta) tanto en la manipulación como en el almacenamiento, ya que lo único que tendremos que guardar son sacos de sal. A la vez, contribuimos con el mantenimiento del Medio Ambiente, ya que sólo vamos a utilizar elementos de la naturales (al fin y al cabo lo único que nos vamos a dedicar es a copiar una reacción que ya existe y se produce millones de veces todo el día a lo largo y ancho del planeta).

Pero uno de los aspectos más importantes y que une los dos factores que tenemos que tener en cuenta (ahorro de dinero y por otro lado, que bañarnos en nuestra piscina sea la experiencia más natural posible) es el del ahorro de agua. Al producirse todo el proceso en un circuito cerrado de agua, no será necesario eliminar agua y llenar de nuevo la piscina cada cierto tiempo, sino que nos bañaremos siempre “en la misma agua” aunque por supuesto siempre perfectamente higienizada.

Así es como se instala el sistema.

En cuanto al ahorro de dinero, decir que los clonadores salinos aunque necesitan de cierta inversión al principio, luego consumen poquísimo (podríamos compararlos con una bombilla) en electricidad a lo que hay que sumar un ahorro total del 100% en los productos químicos que necsitaríamoscon otros sistemas. El agua no sería un problema, ya que únicamente tendríamos que rellenar la poca que se pierda por causas naturales de evaporación, etc…

En definitiva, pocos sistemas tan sencillos y con tan pocas pegas como los clonadores salinos más allá de necesitar de una inversión mayor al principio (comprar e instalar el dispositivo) pero que a medio y sobre todo largo plazo, son un total acierto:

  • Ganas en calidad de agua. Además de tener menos productos químicos, da una sensación de bañarte en un agua “más pura” y a simple vista ya directamente el color y aspecto de la piscina es mejor.
  • Ahorras en dinero. Aunque en un principio pueda ser más costoso, en un medio plazo ya te das cuenta de que estás gastando mucho menos dinero EN TODO.
  • Ayudas al mantenimiento del medio ambiente. Es una tecnología muy respestuosa con la naturaleza, ya que únicamente nos vamos a dedicar a reproducir una reacción química que se da ya de por sí normalmente.

Rebajas
Intex 28668 - Clorador salino eco 5 gramos/hora - máximo 26.500 litros
  • Clorador salino intex con sistema de cloración salina krystal clear eco de 5 gramos/hora,...
  • Requiere una depuradora de arena o de cartucho con un caudal mínimo de 2.650 litros/hora y...
  • El clorador salino Intex tiene un novedoso sistema de generación de cloro natural ecológico...

Rebajas
GRE ESB55 - Clorador Salino para Piscinas de hasta 55 m3 , 8 gramos/hora
  • Electrólisis salina con sistema de desinfección de fácil instalación y sin necesidad de...
  • Capacidad de producción de cloro de 8 gramos por hora para una óptima depuración del agua
  • Uso recomendado tanto en piscinas elevadas como enterradas

De vez en cuando, tendrás que limpia la célula del clorador salino. Puede parecer complicado pero no lo es en absoluto: Simplemente cerrando el circuito de agua y desmontando el aparato según nos indica el fabricante llegaremos al electrodo. Con un pequeño producto ácido para su limpieza (al final es quitarle la sal que se ha ido incrustando por el uso normal) lo podremos hacer.

¿Cómo elegir Clonador salino necesito para mi piscina?

La principal característica en que deberemos fijarnos es en la producción de Gramos/Hora. Esto a fin de cuentas es una forma de medir las dimensiones de nuestra piscina para saber qué potencia debe tener el clonador salino que necesitamos y así poder evitar el pasarnos, o lo que es mucho peor, quedarnos cortos con nuestro aparato.

Al principio de salir esta tecnología, estas medidas eran un poco más laxas, ya que no había suficiente capacidad de mercado y apenas había 2 o 3 modelos diferentes, por lo que al final prácticamente todo el mundo acababa teniendo el mismo aparato en su piscina. Pero gracias al gran auge que ha exprimentado el sector en los últimos años, los fabricantes cada vez afinan más en sus modelos y podemos elegir con más precisión el que es el perfecto para nosotros.

Para acertar, lo mejor es ver las características de cada modelo sugeridas por el fabricante en el que ya nos indica los metros cúbicos para los que es indicado. Así, podemos elegir sin equivocarnos el que nos vendrá como anillo al dedo. Normalmente el precio se verá influenciado sobre todo por la capacidad del aparato según los metros cúbicos de la pileta de la piscina (a mayor volumen, mayor será el precio) pero hay algunos aspectos interesantes en los que fijarse:

  • Aviso de bajada del nivel de agua de la piscina.
  • Reguladores/temporizadores que permiten tener un control aún mayor de lo que está pasando en el agua.
  • Modos de Stand By cuando la piscina se encuentra Cubierta y por tanto necesitarán una menor cloración al no estar siendo utilizada

Estas mejoras, aunque no son definitivas si merecen la pena ser tenidas en cuenta ya que un pequeño Plus nunca está de más.

Espero poder haber ayudado a que vuestras dudas queden solventadas. Si tenéis algún tipo de duda o pregunta, dejad un comentario!

Share.

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.